Info: El Simbolo “Om” y su Significado.

Info: El Simbolo “Om” y su Significado.

El Om es el símbolo de lo esencial en el Yoga.
Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual.
Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje.

PRANAVA OM – Su emisión, efectos y beneficios

OM es un vocablo único, sagrado, al que hay que concederle un lugar en la práctica de Yoga. Pronunciarlo regularmente, lejos de constituir una práctica absurda o vana, tiene muchas ventajas tanto en el plano físico como sobre el mental.

OM (aum), significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje.
La meditación en el om satisface todas las necesidades y lleva al Moksha (liberación espiritual).
En las Upanishad esta sílaba sagrada aparece como un sonido místico considerado por las escrituras como la verdadera base de cualquier otro Mantra (himno sagrado).
De acuerdo a los Upanishads, Prayapati (otro nombre del dios creador Brahma), meditó en las tres letras del mantra OM (A, U y M) y así le surgieron los tres VEDAS (el Rig, el Sama y el Atharva), y también las tres palabras bhur (Tierra), bhuvá (atmósfera) y suah (Cielo).
La sílaba om también representa el Trimurti (‘tres formas’) de Brahma, Vishnu y Shiva.
Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido om, y a través de él salieron las siete notas de la octava musical, a decir: sa, re, ga, ma, pa, dha, ni. Gracias a este sonido, Shivá crea y destruye el universo.
Om es también la forma sonora del Atman (alma, o dios).

EMISIÓN:

Acostado o sentado, los labios entreabiertos, después de inspirar profundamente, expulse lentamente el aliento que, al pasar, hará vibrar las cuerdas vocales en una “O…” prolongada hasta vaciar completamente los pulmones. El sonido debe ser tan grave y uniforme como sea posible. Emitido correctamente, la mano puesta sobre el tórax (esternón) al nivel de las clavículas, debe sentir una vibración. Al término de la espiración, hay que cerrar la boca y, contrayendo los abdominales, terminar de exhalar los últimos restos de aire musitando una “M…” que resuene suavemente en el cráneo. La otra mano colocada en lo alto del cráneo, debe percibir también la vibración.
Aplicando las palmas a las orejas, escuchará mucho mejor el “O…m”.

EFECTOS VIBRATORIOS:

El “O…” hace vibrar toda la osamenta de la caja torácica, lo que prueba que la vibración se comunica a la masa de aire encerrada en los pulmones y que la delicada membrana de los alvéolos en contacto con el aire vibra también, lo que estimula las células pulmonares y permite un mejor intercambio gaseoso. Esta vibración produce efectos muy marcados en las glándulas endocrinas. La emisión de vocales durante la espiración provoca un automasaje vibratorio de los órganos. Estas vibraciones alcanzan los tejidos más profundos y las células nerviosas; la circulación sanguínea se intensifica en los tejidos y órganos interesados. Son estimuladas las glándulas de secreción interna, que secretan sus hormonas directamente en la sangre y la linfa (hipófisis, pineal, tiroides, timo, suprarrenales, gónadas). El simpático y el nervio vago no escapan a la influencia de las vibraciones vocales. La musculatura del aparato respiratorio se encuentra a la vez relajad y fortificada. La respiración se amplifica y con ella el aporte de oxígeno en todo el cuerpo. El vibromasaje provocado por la emisión de la vocal “O…” actúa particularmente sobre los órganos de la caja torácica y el abdomen. Ondas electromagnéticas se producen por esta vibración, se propagan por todo el cuerpo y acrecientan el dinamismo y la alegría de vivir. La concentración mejora y se armoniza todo el psiquismo.
El “mm” musitado y vibrado en la cabeza hace vibrar todos los nervios craneales.

ESPIRACIÓN LENTA:

La emisión del sonido “O…” frena la cantidad de aire espirado. Y ya conocemos las ventajas de la respiración lenta.

ESPIRACIÓN REGULAR:

Cuando el sonido es uniforme durante toda la emisión, la espiración es no sólo lenta , sino regular, desprovista de sacudidas.

CONTROL Y RELAJACIÓN DEL APARATO RESPIRATORIO:

La espiración se produce por la relajación de los músculos del aparato respiratorio. Para que el sonido emitido sea uniforme es preciso que esta relajación sea controlada. En caso de tensiones en la zona de la garganta o de los músculos de la caja torácica, el sonido se emite por sacudidas. El sonido continuo, sin golpes, indica un dominio y un control perfecto del relajamiento progresivo de todos los músculos del aparato respiratorio, con lo que se eliminan las contracturas inconscientes y se tiene la certeza de una buena inspiración subsiguiente cómoda y suave.

EFECTOS SOBRE LA MENTE:

Los efectos que produce el OM sobre la mente son por lo menos tan importantes como los tienen lugar el plano corporal.

Antes que nada recordemos que:

En el hombre moderno racional, el contenido mental está constituido sobre todo por palabras. Aun al margen de toda conversación o lectura, nos hablamos interiormente y formamos mentalmente frases, en detrimento de la imagen. Obsérvese usted mismo y verá hasta que punto la palabra pensada a reprimido a la imagen mental. Ahora bien, la facultad de visualizar es una condición previa al control de la mente, al aprendizaje del arte de pensar, a la adquisición de ciertos poderes sobre uno mismo, porque las imágenes mentales son dinámicas.
Existe una estrecha interconexión entre los mecanismos cerebrales de formación de las frases y el aparato de fonación. Hablar implica un enorme gasto de energía nerviosa.

La palabra es un poder. Eliminemos las palabras inútiles, el bla-bla-bla: se produce una economía importante e inmediata de influjo nervioso, por lo tanto de energía disponible para otras áreas.
Mientras sale lentamente el aire de sus pulmones y hace vibrar sus cuerdas vocales, escuche con atención el largo “O…m”; podrá constatar que ocupa enteramente el campo de la conciencia y que los procesos de formación de las frases están inhibidos.
Después de una jornada agitada que maravilloso medio para disipar la excitación y traer la calma.
Es evidente que el Om no puede ser emitido solo de manera audible sino en la espiración; sin embargo, en la inspiración podrá escucharlo mentalmente. No tendrá, innecesario es decirlo, ninguno de los efectos mencionados anteriores, pero en cambio, sí una intencificación de la calma mental.
Repita a menudo Om durante la jornada en el silencio de su mente, y experimentará la calma y la paz que le proporciona.

Federico Garriga Humbert

Fuente: André Van Lysebeth, con interpolaciones de otras fuentes.

marzo 28, 2013 By : Category : Meditacion,Yoga Tags:, , , , , , ,
0 Comment Imprimir
Bookmark :

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.