Browsing Tag naturaleza

Sensaciones: Con Amor lo amargo se vuelve Dulce – Rumi –

CON AMOR LO AMARGO SERÁ DULCE

Con amor, el cobre será oro
Con amor, los deshechos serán vino puro
Con amor, todo dolor será medicina
Con amor, los muertos vivirán
Con amor, ¡el rey será esclavo!

Una vez un ser amado preguntó a su amante:
“Amigo, haz visto tantos lugares en el mundo,
dime ¿cuál de las ciudades es mejor?
Me respondió: ¡la ciudad donde mora mi corazón!”

Por mí soy cobre
Por ti soy oro.
Por mí, soy roca
Pero por ti soy una gema

¡Ay sol, ilumina nuestro hogar una vez más!
¡Haz feliz a todos tus amigos y vuelve ciegos a tus enemigos!
¡Emerge por detrás de la colina, transforma las piedras en rubíes y las uvas verdes en vino!
¡Ay sol, que nuestra viña sea fértil otra vez
Y llena los estepes con huríes y mantos verdes!

¡Médico de los amantes! ¡Asiste a los que sufren!
¡Muestra sólo tu rostro y el mundo se llena de luz!
¡Pero si lo cubres, es la noche más oscura!

Cómo no podría el alma tomar alas
Cuando por Gloria de Dios
Oye una llamada dulce y tierna:
“Alma ¿porqué estás aquí? ¡levántate”!
Cómo no podría un pez zambullirse en el mar desde tierra seca
Cuando le alcanza el sonido de las olas del fresco océano.
Cómo no podría el halcón volver de la caza
A su rey, cuando escucha del tambor del halconero resonando:
¡“Ay, vuelve”!
Cómo no podría el Sufi danzar como el átomo,
Alrededor del Sol de duración
Que lo salva de la impermanencia.
¡Qué gracia y belleza!
¡Que energizante!
¡Qué gracia!
si alguien vive sin ello,

¡ay qué error, qué sufrimiento!
¡vuela, vuela, mi ave alma, vuela a tu hogar primordial!
Ahora que has escapado de la jaula,
tus alas están desplegadas en el aire.
¡Ay, viaja desde agua salobre
hasta la fuente de vida!
¡Vuelve desde el lugar de las sandalias
hasta el alto asiento de las almas!
Date prisa, date prisa que nos vamos
y venimos, ay alma,
desde este mundo de separación hacia la unión,

un mundo más allá de los mundos!
¿Cuánto más estaremos aquí en el mundo de polvo
como niños que llenamos nuestras ropas
con piedras sin valor,
con fragmentos rotos sin valor?
¡Saquemos nuestras manos del bosquecillo de polvo,
volemos a las alturas del paraíso,
volemos escapando la conducta infantiles
y reunamos el banquete de los hombres!
¡Llama, ay alma, proclama ahora
que eres leyes y rey!
¡Posees la gracia de la respuesta,
y también posees la pregunta!

Rumi

☆¸.✿¸.•°*”˜ƸӜƷ˜”*°•.•.¸ღ¸☆

🙂

Esencial Natura
….-oOOo– –oOOo…

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura.

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Libro de la nada – Osho –

Sé tú, e intenta ser feliz, pero sobre todo, sé tú.

Chaplin.

🙂

Esencial Natura
….-oOOo– –oOOo…
EL LIBRO DE LA NADA -Osho–

EL MUNDO EXISTE DEBIDO A TI; tú lo creas, eres su creador.

Cada ser crea un mundo alrededor de sí mismo, el cual depende de su mente. La mente puede que sea una ilusión, pero es creativa; crea sueños. Y depende de ti si creas un cielo o un infierno.

Aunque dejes este mundo no te será posible abandonarlo. Donde sea que vayas volverás a crear el mismo mundo, porque el mundo brota constantemente de ti, como las hojas brotan del árbol.

Vosotros no vivís en el mismo mundo, no podéis porque vuestras mentes no son iguales. Tú puedes estar viviendo en el infierno y el que está justo a tu lado puede estar viviendo en el cielo; ¿acaso crees que vivís en el mismo mundo? ¿Cómo vais a vivir en el mismo mundo si vuestras mentes son diferentes?

Así que lo primero que hay que entender es que no se puede abandonar el mundo a no ser que la mente desaparezca. Ambos están relacionados, dependen el uno del otro, forman un círculo vicioso. Si la mente está ahí… Y una mente es siempre una mente particular. Cuando la mente deja de ser una mente particular, cuando se convierte en Mente con mayúscula, ya no es una mente, se convierte en consciencia. Una mente es siempre una mente particular y desprende un aroma particular a su alrededor, que es tu mundo.

La mente crea al mundo, luego el mundo crea a la mente y la ayuda a permanecer como tal. Este es el círculo vicioso. Pero el origen está en la mente; el mundo es sólo una consecuencia.

La mente es substancial; el mundo es sólo su sombra. Y uno no puede deshacerse de su sombra, pero eso es lo que toda la gente trata de hacer.

Si esta mujer no encaja contigo, tú piensas que otra encajará. Tratas de cambiar el mundo, pero tú sigues siendo el mismo. Convertirás a la próxima mujer en una réplica exacta de la anterior. Volverás a crear, porque la mujer será sólo una pantalla.

Y te sorprenderás: la gente que se ha casado muchas veces tiene una experiencia realmente extraña. Una persona que se ha casado diez veces reconoce el hecho de que: «¿Cómo es que siempre me ocurre lo mismo? ¿Cómo es que en un mundo tan enorme siempre me encuentro con el mismo tipo de mujer? ¡Parece imposible hasta por casualidad!, ¡una y otra vez!».

El problema no es la mujer, el problema es la mente. La mente vuelve a ser atraída por el mismo tipo de mujer, y otra vez crea la misma relación; se vuelve a encontrar con el mismo lío y el mismo infierno.

Y lo mismo ocurre con todo lo que haces. ¿Crees que serías más feliz si vivieras en un palacio? ¡Te equivocas! ¿Quién es el que va a vivir en el palacio? Serás tú quien viva allí. Y si no eres capaz de ser feliz en una cabaña, tampoco serás capaz de ser feliz en un palacio. ¿Quién va a vivir en el palacio? Los palacios no existen fuera de ti.

Si puedes ser feliz viviendo en una cabaña, podrás ser feliz viviendo en un palacio, porque quien crea el mundo a tu alrededor eres tú. De otra forma, al igual que te disgusta la cabaña, te disgustará el palacio; aún más, porque será más grande. Será un infierno, exactamente igual; con más decoración, pero un infierno decorado no es el cielo. Y aun si te meten a la fuerza en el cielo tratarás de encontrar una salida o allí mismo crearás tu infierno.

He oído una historia acerca de un hombre que murió; era modisto, un gran hombre de negocios. Y de alguna forma, por algún error, entró en el cielo. Allí se encontró con su socio. Al socio se le veía tan triste como en la Tierra. Así que le preguntó:

«¿Qué pasa? ¿Cómo es que se te ve tan infeliz estando en el cielo?».

El socio le respondió: «Esto está bien, pero yo personalmente prefiero Miami».

Y él también llegó a esta conclusión a los pocos días. Así que volvieron a hacerse socios y se propusieron abrir otra empresa. Y ocurrirá lo mismo en cualquier parte que vayas, porque tú eres el mundo. Tú creas un mundo alrededor tuyo, y luego el mundo ayuda a la mente que lo ha creado. El hijo ayuda al padre, el hijo ayuda a la madre, la sombra ayuda a lo que la mantiene; y así la mente se refuerza y de nuevo vuelves a crear el mismo mundo sobre las mismas bases. ¿Por dónde empezar la transformación? ¿Cómo cambiar?

SI MIRAS, la primera mirada te dirá que cambies el mundo, porque es lo más obvio a tu alrededor. ¡Cámbialo! Y eso es lo que has estado haciendo durante vidas: cambiando constante mente el mundo, cambiando esto y lo de más allá, cambiando de casas, de cuerpos, de mujeres, de amigos; cambiando, pero sin darte cuenta nunca del hecho de que sigues igual, ¿cómo vas a cambiar el mundo así?

A eso se debe que se haya creado una falsa tradición de renunciación en todo el mundo. Deja tu hogar y vete a un monasterio. Huye de lo mundano y vete a los Himalayas. ¡Huye del mundo! Es muy fácil irse a los Himalayas, pero ¿cómo vas a huir de ti mismo? Allí volverás a crear el mismo mundo; exactamente el mismo. Puede que esta vez sea en miniatura, puede que no sea a tan gran escala, pero volverás a hacer lo mismo. Tú eres el mismo, ¿cómo vas a hacer algo diferente

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Usted Puede Sanar su Vida + Louise L. Hay +

Sensaciones……♥

La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.
Einstein

🙂

Esencial Natura

Usted Puede Sanar su Vida
Louise L. Hay

El momento del poder es siempre el presente

Todos los acontecimientos que hasta el momento le han sucedido en su vida han sido creados por los pensamientos y las creencias que tenía en el pasado. Fueron creados por las cosas que pensó y las palabras que dijo ayer, la semana pasada, el mes pasado, el año anterior, hace diez, veinte, treinta, cuarenta o más años, según la edad que tenga.

Sin embargo, eso es su pasado; está hecho y acabado. Lo que importa en este momento es lo que usted decida pensar y decir ahora mismo, porque esas ideas y esas palabras han de crear su futuro.

Su momento de poder es este presente en que usted está formando las experiencias de mañana, de la próxima semana, del próximo mes o del año que viene…

Tal vez tenga conciencia de lo que está pensando en este momento. ¿Es un pensamiento positivo o negativo? ¿Quiere que ese pensamiento esté determinando su futuro? Pregúnteselo, dése cuenta.

Lo único con que tenemos que vérnoslas es siempre una idea, y una idea se puede cambiar

Sea cual fuere el problema, nuestras experiencias no son más que efectos externos de nuestros

pensamientos. Incluso el odio hacia sí mismo no es más que odiar la idea que uno tiene de sí mismo.

Una idea que le dice: «Soy una mala persona». Esa idea genera un sentimiento, y uno acepta el senti- miento. Sin embargo, si no tenemos la idea, no tendremos tampoco el sentimiento. Y las ideas se

pueden cambiar. Cambie de idea, y el sentimiento se irá.

Una vez descubierto el origen de muchas de nuestras creencias, no debemos tomar esta información

como excusa para inmovilizarnos en nuestro dolor. Tampoco importa durante cuánto tiempo

hayamos seguido una pauta negativa. El momento de poder es el presente. ¡Qué maravilla es

comprenderlo así! ¡Podemos empezar a ser libres en este mismo momento!

Créase o no, nosotros elegimos lo que pensamos

Puede ser que habitualmente pensemos siempre lo mismo, y que no parezca que estemos

escogiendo lo que pensamos. Pero hicimos la opción originaria. Podemos negarnos a pensar ciertas

cosas. Fíjese con qué frecuencia se ha negado a pensar algo positivo sobre usted. Bueno, pues

también puede negarse a pensar algo negativo sobre usted.

No hay nadie a quien conozca o con quien haya trabajado que no sufra, en una u otra medida, por

odiarse a sí mismo o por sentirse culpable. Cuanto más culpa y más odio hacia nosotros mismos

albergamos, peor funciona nuestra vida. Cuanto menos culpables nos sintamos, cuanto menor sea

la culpa que alberguemos, mejor funcionará nuestra vida, en todos los niveles.

La creencia más íntima de todos aquellos con quienes he trabajado es siempre «No sirvo…»

Y con frecuencia, a eso le añadimos «No hago ningún esfuerzo» o «No lo merezco». ¿No es

cierto? Usted, ¿no dice muchas veces, o da a entender o siente que no es lo bastante bueno?

Pero, ¿para quién, y de acuerdo con las normas de quién?

Si en usted esta creencia es muy fuerte, no podrá crearse una vida sana, una vida de amor,

prosperidad y júbilo. Sin que usted sepa cómo, su fundamental creencia subconsciente estará

siempre contradiciendo este propósito. Sin saber por qué, usted jamás conseguirá llegar del todo a

cumplirlo, porque siempre, en alguna parte, habrá algo que ande mal.

Siento que el resentimiento, las críticas, la culpa y el miedo causan más problemas que ninguna otra cosa

Estas cuatro cosas son las que provocan los principales desarreglos en nuestro cuerpo y en nuestra

vida. Son sentimientos que se generan en el hecho de culpar a otros en vez de asumir la

responsabilidad por nuestras propias experiencias. Si somos responsables en un ciento por ciento

de todo lo que nos sucede en la vida, entonces no hay nadie a quien podamos culpar. Sea lo que

fuere lo que está sucediendo «ahí fuera», no es más que un reflejo de lo que pensamos in-

teriormente. No estoy perdonando el mal comportamiento de otras personas, pero son nuestras

creencias lo que atrae a la gente que nos trata de esa manera.

Si se descubre diciendo que todos le hacen siempre tal o cual cosa, lo critican, no le ayudan

jamás, lo tratan como a un felpudo y lo insultan, piense que eso es su modelo.

En su mente hay alguna idea que atrae a las personas que exhiben ese comportamiento. Cuando deje de pensar de esa manera, se irán a otra parte a hacérselo a otro, porque usted ya no los atraerá.

He aquí algunos resultados de las pautas que se manifiestan en el nivel físico: Un resentimiento

largamente cultivado puede carcomer el cuerpo hasta convertirse en la enfer-

medad que llamamos cáncer. Con frecuencia, el hábito permanente de la crítica conduce a la

aparición de artritis. La culpa siempre busca el castigo, y el castigo provoca dolor. (Cuando alguien

que viene a consultarme se queja de mucho dolor, sé que es una persona que carga con mucha

culpa.) La tensión que el miedo produce puede provocar afecciones como la calvicie, úlceras e incluso llagas en los pies.

He comprobado que al perdonar y renunciar al resentimiento se puede disolver incluso el cáncer.

Esto puede parecer simplista, pero es algo que he visto y he experimentado personalmente.

Podemos cambiar nuestra actitud hacia el pasado

Lo pasado, pasado, se suele decir. El pasado ya no se puede cambiar, pero sí podemos cambiar

nuestra manera de pensar en él. Es una tontería que

nos castiguemos en el presente porque

alguien nos hizo sufrir en un remoto pasado.

· Empiece a disolver ese resentimiento ahora que es relativamente fácil -suelo decirle a la gente que

alberga resentimientos profundos-. No espere a verse ante la amenaza de un bisturí o en su lecho

de muerte, cuando tal vez tenga que enfrentar también el pánico.

Cuando somos presa del pánico es muy difícil concentrar la mente en el trabajo curativo. Primero

necesitamos tiempo para disolver los miedos.

Si optamos por creer que somos víctimas indefensas, y que en ninguna parte hay esperanza, el

Universo nos apoyará en esa creencia, y nada podrá salvarnos. Es vital que renunciemos a esas

ideas y creencias tontas, negativas y anticuadas que no nos sirven de apoyo ni nos alimentan. Hasta

nuestro concepto de Dios ha de ser el de alguien que está

de nuestra parte,

y no contra nosotros.

Para renunciar al pasado, debemos estar dispuestos a olvidar

Es necesario que nos decidamos a renunciar al pasado y a perdonar, incluso a nosotros mismos. Es

probable que no sepamos perdonar, y también que no queramos perdonar; sin embargo, el simple

hecho de decir que estamos dispuestos a hacerlo inicia el proceso de curación. Para curarnos, es

imperativo que «nosotros» renunciemos al pasado y que perdonemos.

«Te perdono por no ser como yo quería que fueras. Te perdono y te dejo libertad.»

Louise L. Hay

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciomes: Hoo-Ponopono

Sensaciomes……♥

Te amo, perdón ,gracias…

Hoo-Ponopono

🙂

Esencial Natura

Cuatro técnicas Hoo-Ponopono adicionales

Técnicas para la solución de problemas que pueden ser aplicados a restablecer la propia identidad a través de la anulación de memorias que reproducen frecuentemente una y otra vez los problemas en el Subconsciente.

1 – Yo te amo Cuando tu alma experimente memorias que reproducen una y otra vez situaciones problemáticas, habla silenciosamente con tus memorias y diles: “Las amo, queridas memorias. Agradezco la oportunidad de liberarlas y de liberarme”.

“Yo te amo” puede ser repetido una y otra vez. Tus memorias nunca se van de vacaciones o se retiran a menos que tú lo hagas. “Yo te amo” puede ser usado aún si tú no estás realmente consciente de cuál es el problema. Por ejemplo, puede ser aplicado antes de emprender cualquier actividad como hacer una llamada, responder al teléfono o antes de entrar en un vehículo para dirigirte a cualquier lugar.

2 – Este proceso puede ser usado junto a o en vez de “Te amo”, repitiéndolo mentalmente una y otra vez. “Gracias. Yo te amo”. O simplemente, “¡Gracias!”.

3. AGUA AZUL SOLARIZADA

Beber cantidades de agua es una maravillosa práctica para solucionar o sanar situaciones, particularmente si es agua azul solarizada. Consíguete un envase de vidrio azul con una tapa no metálica, llénalo de agua potable y coloca el envase (o la botella) bajo el sol o bajo la luz de una lámpara incandescente (no fluorescente) durante un tiempo mínimo de una hora.
Después de haber solarizado el agua, puedes beberla, cocinar con ella, lavar frutas y vegetales, enjuagarte la cara o el cuerpo.
Tal como sucede con el proceso “”Yo te amo” y “Gracias”, el agua azul solarizada borra las memorias que causan las situaciones repetitivas en la mente Subconsciente.
4 – FRESAS Y ARÁNDANOS

Estas frutas anulan memorias. Pueden ser comidas frescas, deshidratadas, en mermeladas, siropes o helados.

Este proceso puede ser usado junto a o en vez de “Te amo”, repitiéndolo mentalmente una y otra vez. “Gracias. Yo te amo”. O simplemente, “¡Gracias!”.

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

 

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , ,
0 Comment

Sesanciones: Secuestro + Woody Allen +

Sensaciones creativas……

🙂

Esencial Natura

Una vez, va y me secuestran. Estaba parado delante de la escuela cuando de pronto llega un coche negro, bajan dos tipos y me preguntan si quiero ir con ellos a un país donde todo son hadas y duendes y podré tener todos los tebeos que quiera, y bombones de chocolate, y golosinas, ya saben. Y yo les dije que sí. Entonces subí al coche con ellos, porque pensé, qué diablos, este fin de semana tampoco tengo nada que hacer.
Así que se me llevan y envían a mis padres una nota de rescate. Pero resulta que mi padre tiene malos hábitos de lectura, y aquella noche se acostó con la nota de rescate y se quedó dormido antes de terminarla. Entretanto, me llevan a Nueva Jersey maniatado y amordazado. Cuando mis padres comprenden por fin que estoy secuestrado, pasan a la acción de inmediato: alquilan mi habitación.
La nota de rescate dice que mi padre debe dejar mil dólares dentro de un árbol hueco en Nueva Jersey. Reunir los mil dólares no le costó nada, pero al cargar el árbol hueco hasta Nueva Jersey se hernió.
{} El FBI rodea la casa. “Soltad al chico -exigen-, dadnos las pistolas y salid con las manos en alto.” Los secuestradores contestan: “Soltaremos al chico, pero dejad que nos quedemos las pistolas y que subamos al coche.” El FBI dice: “Soltad al chico y subid al coche, pero dadnos las pistolas.” Los secuestradores insisten: “Soltaremos al chico, pero dejadnos quedar con las pistolas, no necesitamos el coche.” El FBI contesta: “Quedaos con el chico.. .” Esperen un momento, creo que aquí he metido la pata. El FBI decide utilizar gases lacrimógenos. Pero no tienen gases lacrimógenos, de manera que varios de los agentes empiezan a interpretar la escena de la muerte de Camille. Con los ojos arrasados de lágrimas, mis secuestradores se rinden. Los condenan a quince años de trabajos forzados, pero doce de ellos se fugan, unidos por una larga cadena sujeta a los tobillos, haciéndose pasar por una gigantesca pulsera de amuletos.

Woody Allen

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Colas de Manhattan + Woody Allen +

Sensaciones de inagotable alegria 🙂

Esencial Natura

Colas de Manhattan
Hace un par de semanas, Abe Moscowitz se murió de un infarto y vino a reencarnar en una langosta. Lo atraparon en la costa de Maine y lo enviaron a Manhattan, donde fue a parar a un tanque de un lujoso restaurante especializado en mariscos. En el tanque había otras langostas, una de las cuales lo reconoció: «¿Abe, eres tú?», preguntó la criatura levantando las antenas.
«¿Quién es? ¿Quién me habla?», dijo Moscowitz, todavía confundido por el místico desbarajuste post-mórtem que lo había transmutado en un crustáceo.
«Soy yo, Moe Silverman», dijo la otra langosta.
«¡A-la-bao!», chilló Moscowitz al reconocer la voz de un antiguo compañero de gin rummy, un juego de cartas.
«Hemos renacido», explicó Moe. «Como un par de langostas de dos libras».
«¿Como langostas? ¿Así es como termino luego de haber vivido una vida justa? ¿En un tanque en Third Avenue?».
«El Señor trabaja de maneras misteriosas», explicó Moe Silverman. «Mira a Phil Pinchuck. El tipo se fue del aire por culpa de un aneurisma, y ahora es un hámster. Se pasa el día corriendo en la estúpida rueda. Durante años fue profesor en Yale. Lo que digo es que a estas alturas le gusta la rueda. Pedalea y pedalea, corriendo hacia ninguna parte, pero con una sonrisa».
A Moscowitz no le gustaba su nueva condición en lo absoluto. ¿Por qué un ciudadano decente como él, un dentista, un hombre a todo que merecía volver a la vida como un águila en pleno vuelo o acurrucado en el regazo —y recibiendo caricias en su pelaje— de una mujer sexy de la alta sociedad habría de regresar ignominiosamente como el plato fuerte en un menú? Era su cruel destino ser delicioso, convertirse en el “Especial del día”, acompañado de una patata asada y un postre. Esto llevó a un debate entre las dos langostas sobre los misterios de la existencia, de la religión, de cuán caprichoso era el universo cuando alguien como Sol Drazin, un pastuzo que ambos conocían del negocio de comida por encargo, había regresado luego de un infarto fatal como un semental que preñaba a unas adorables potrancas de pura raza y recibía por ello altos dividendos. Sintiendo lástima por sí mismo y furioso, Moscowitz nadó de un lado a otro, incapaz de adoptar la resignación budista de Silverman ante la posibilidad de ser servidos a la termidor.
En ese momento, entró en el restaurante y se sentó en una mesa cercana nada más y nada menos que Bernie Madoff. Si Moscowitz se había sentido amargado e irritado con antelación, ahora jadeaba mientras su cola batía el agua con igual fuerza que el motor de un yate Evinrude.
«No me lo puedo creer», dijo, incrustando sus pequeños ojos —que asemejaban semillas de pimiento— en las paredes de cristal. «Ese ladrón que debería estar tras las barras, dando pico y pala en la roca, haciendo chapas de carros, se las agenció para escurrirse de la reclusión de su apartamento y ha venido a agasajarse con una cena de delicadezas marinas».
«No te pierdas la piedra de su inmortal amada», apuntó Moe, echándole un vistazo al anillo y los brazaletes de la señora M.
Moscowitz contuvo su reflujo ácido, una condición que lo perseguía de su vida anterior. «Él es la razón por la que estoy aquí», dijo ya en estado de agitación extrema.
«Dímelo a mí», dijo Moe Silverman. «Yo jugué golf con el hombre en la Florida —dicho sea de paso, el tipo mueve la bola con el pie cuando no estás mirando—».
«Cada mes me enviaba un extracto de cuenta», despotricó Moscowitz. «Yo sabía que esos números lucían demasiado buenos como para ser kosher, y cuando bromeé diciéndole que aquello parecía una estafa Ponzi, se atragantó con su kugel. Tuve que revivirlo con la maniobra de Heimlich. Al final, después de toda esa vida de altura, resulta que el tipo era un fraude y mi valor neto era igual a un quilo prieto. P.D.: Tuve un infarto al miocardio que fue registrado en unos laboratorios de oceanografía en Tokio».
«Conmigo se hizo el duro», dijo Silverman, buscando instintivamente en su carapacho una píldora de Xanax. «Al principio me dijo que no tenía espacio para otro inversor. Mientras más me rechazaba, más quería yo que me aceptara. Lo invité a cenar y como le gustaron los blintzes que cocinó Rosalee, prometió que la próxima vacante sería mía. El día que me enteré que se haría cargo de mi cuenta me emocioné tanto que corté la cabeza de mi esposa en nuestra foto de bodas y puse la suya. Cuando me enteré de que estaba en la ruina, me suicidé saltando del techo de nuestro club de golf en Palm Beach. Tuve que esperar media hora para el salto mortal: era el número doce en la cola».
En ese momento, el capitán escoltó a Madoff hasta el tanque de las langostas, en donde el astuto y fastidioso personaje analizó los diferentes candidatos de agua salada y sus potencialidades en términos de suculencia y señaló a Moscowitz y a Silverman. Una atenta sonrisa apareció en la cara del capitán mientras llamaba a un camarero para que extrajera el par de langostas del tanque.
«¡Esto es el colmo!», gritó Moscowitz, preparándose para la atrocidad suprema. «¡Me despoja de los ahorros de toda una vida y después me devora enchumbado en mantequilla! ¿Qué clase de universo es éste?».
Moscowitz y Silverman, cuya ira alcanzaba dimensiones cósmicas, empezaron a balancear el tanque hasta que lo derribaron de la mesa, rompiendo sus paredes de cristal y empapando el piso de lozas hexagonales. Las cabezas se volvieron mientras el alarmado capitán contemplaba el panorama atónito. Empecinadas en la venganza, las dos langostas se escabulleron rápidamente hacia Madoff. Llegaron a su mesa en un instante y Silverman se le tiró al tobillo. Moscowitz, canalizando la fuerza de un poseso, pegó un brinco desde el suelo y con una de sus tenazas gigantes engrampó fuertemente la nariz de Madoff. Gritando de dolor, el canoso artista de la estafa saltó de la silla en lo que Silverman le estrangulaba el empeine con ambas pinzas. Los comensales no podían dar crédito a sus ojos al reconocer a Madoff, y empezaron a vitorear a las langostas.
«¡Esto es por las viudas y las obras de caridad!», gritó Moscowitz. «¡Gracias a ti, el Hatikvah Hospital es ahora una pista de patinaje!».
Madoff, incapaz de librarse de los habitantes del Atlántico, salió disparado del restaurant y huyó chillando entre el tráfico. Cuando Moscowitz apretó el agarre de tornillo de banco en su tabique y Silverman le atravesó el zapato, persuadieron al tramposo de que se declarara culpable y pidiera perdón por su estafa monumental.
Al final del día, Madoff estaba en el Lenox Hill Hospital, lleno de verdugones y contusiones. Los dos renegados platos fuertes, saciadas sus iras, tuvieron sólo la fuerza suficiente como para dejarse caer en las frías y profundas aguas de Sheepshead Bay, donde, si no me equivoco, Moscowitz vive con Yetta Belkin, a quien reconoció de cuando hacía las compras en Fairway. En vida, ella siempre se había asemejado a un pez platija, y luego de su fatal accidente aéreo había regresado como tal.
Woody Allen

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Elefantes

Sensaciones chispeantes 🙂

00000000000000000000
Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Ternura

Sensaciones que emergen chispeando ternura desde mas allá del corazón

🙂

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Chispeantes

Sensaciones que chispean la increible belleza de la vida 🙂

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

 

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , ,
0 Comment

Sensaciones: Chispeante de fuerza vital – Osho –

Sensaciones chispeante de fuerza vital
🙂
Esencial Natura

No te dejes engañar nunca por las apariencias -Osho-
“Basta una sola flor de champak para que la casa se llene de fragancia.

Sólo una flor en el jardín y todo el jardín queda perfumado.
Y es una pequeña flor.
En apariencia no es bella, su aspecto es muy normal, pero que no te engañen las apariencias. Si te cruzas con una flor de champak, verás una flor normal que no merece mirarse dos veces.
Sin embargo, es la más valiosa de todas las flores.
Contiene el más intenso perfume posible.
De modo que recuerda, la apariencia no es el factor determinante en la vida.
El continente no es lo importante sino el contenido.
Puede que el cuerpo del hombre sea ordinario, casero, pero a pesar de ello puede que tenga un alma que esté más allá de la comprensión. Puede que el cuerpo del hombre sea muy bello y esté completamente vacío, sin alma.
Eso ocurrirá muchas veces en tu vida; te encontrarás con gente bellísima que no tienen alma y te encontrarás con gente muy normal con unas cualidades increíbles.

No te dejes engañar nunca por las apariencias.
Mira al centro , no a la circunferencia”.
Osho

Empezamos Esencial + ¡Mira!
http://www.youtube.com/esencialnatura

Abrimos grupo ¡únete!
https://www.facebook.com/groups/infonatural/

Red de amigos:
https://www.facebook.com/esencialnatura

febrero 16, 2013 By : Category : Sensaciones Tags:, , , , , , , , ,
0 Comment